Con el paso de los años, toda nuestra piel sufre de envejecimiento, y sobretodo lo notamos en la piel de nuestro cuello, la cual se vuelve tirante, con arrugas y comienza a aparecer la papada. Por eso debemos cuidar el cuello como si fuera una prolongación de nuestro rostro.

Si hidratamos y cuidamos de nuestro rostro, de igual forma debemos hacerlo con el cuello. Por suerte existen formas de prevenir y tratar estos signos propios de la edad y os vamos a comentar algunos a continuación.

Por ejemplo el cuidado diario, el cual debe ser igual que el que realizamos en nuestro rostro, ya que muchas cremas, sobretodo las hidratantes y reafirmantes, van muy bien para el cuello, así que no dudes en usarlas.

También podemos realizar un sencillo ejercicio para tonificar el cuello, consiste en ponerse dos libros, uno debajo de cada axila, y extender los brazos hacia delante, con las palmas hacia arriba, vamos moviendo los brazos de izquierda a derecha.

Vía: Belleza Sexy
Imagen: Miss princess make up

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE