Los baños de crema sirven para dar brillo y docilidad al cabello, aportar fuerza y vitalidad facilitando su pienado; normalizar las raíces y humectar las puntas secas, eliminando el frizz. Si tu cabello es fino o normal el baño de crema debe aplicarse desde el medio de la longitud total hacia las puntas.

No hay que empapar las raíces, porque sino se puede engrasar el pelo, quedando un desagradable efecto. Si tu tipo de cabello es seco, pon la mascarilla desde la raíz hasta las puntas. Los baños de crema son más efectivos bajo el calor.

Si es un bonito día de sol, nada mejor que aplicarse la crema y salir a tomar sol unos veinte minutos. En la peluquería te suelen poner con gorra o bajo el secador, o con vaporizador para que se abra los poros y la crema hidratante absorba mejor.

Ya habíamos visto antes algunas mascarillas caseras aunque hay muchas otras como la infusión de ginseng.

Kérastane, L´Oreal Professional, Alfa Parf, y distintas marcas tienen sus baños de crema profesionales. Para hacérselo una misma, hay que realizar masajes de tal manera para facilitar la apertura de los poros, y que así la crema vaya penetrando mechón por mechón.

Lo normal es tras el calor cepillar, aunque no es necesario. También en lo posible dejar el pelo húmedo hasta que se seque, para que los residuos de crema que quedaron, sigan haciendo efecto.

Vía: Emujer

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE


2 Comments

Add yours

+ Leave a Comment