Si te pintas las uñas día a día y no dejas que tus uñas decansen entre un esmalte y otro, seguramente empieces a notar que tus uñas amarillean y no hay forma de quitar ese color. Esto es debido al uso de los colorantes en los esmaltes, que si dejamos que el lacas de uñas estén durante mucho tiempo sobre nuestra uña, algunas partículas de ese colorante se quedan en las uñas y no hay manera de que se vayan. Hoy voy a enseñarte unos pequeños trucos caseros para que puedas deshacerte del color amarillo de tus uñas.

4 blanqueantes naturales para tus uñas

  1. El limón. Gracias a sus propiedades antioxidantes, el limón acabará con las manchas amarillas de nuestras uñas. Prepara en un tazón el zumo de un limón y una taza de agua. Pon tus uñas a remojar durante 15 minutos con esta mezcla y repite este proceso dos veces en semana. Para unos mejores resultados, usa la cáscara del limón para frotar las uñas y alrededor de éstas. Enjuaga el zumo de limón con agua y no expongas las manos al sol.
  2. El bicarbonato. Tiene efecto blanqueador natural, por lo que nos ayudará a recuperar el color natural de nuestras uñas. Prepara en un tazón 3 cucharadas de bicarbonato y tres de agua. Mezcla todo bien y después solo tienes que frotar la mezcla en tus uñas y dejar la mezcla durante 30 minutos. Después enjuaga con agua tibia.
  3. La pasta de dientes. Aplica una pequeña cantidad en tus uñas y csívete de un cepillo de dientes viejo. Empieza a cepillar cada una de tus uñas y termina enjuagando con agua abundante.
  4. Las fresas. Mezcla en un tazón cuatro fresas y añade a esto una cucharada de bicarbonato. Frota la mezcla en tus uñas y deja que el tratamiento esté en tus uñas durante 10 minutos. Después enjuaga con agua.

Seguramente conozcas otros muchos trucos para blanquear tus uñas. ¿Nos los cuentas?

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE