La retención de líquidos se origina por una mala circulación, y va directa a nuestros tobillos, caderas, manos, piernas y muñecas, que no solo causan un malestar físico, sino que también a nivel estético es feo y desagradable.

La retención de líquidos suele ocurrir durante el embarazo, la menstruación o a ciertas edades o debido a ciertos problemas de salud. También suele ocurrir si estamos mucho tiempo de pie, o tenemos tendencia a consumir mucha sal en los alimentos.

Para evitar o en su defecto reducir la retención de líquidos, existen muchos trucos caseros que podemos poner en practica, como por ejemplo evitar las frituras y tomar alimentos con agua, como las frutas y las verduras.

Debemos beber mucha agua al día, al menos dos litros, aunque podemos tomar también té verde, dos veces al día. Por otro lado, podemos también dos infusiones diarias de diente de leon. Las infusiones ayudan mucho a la hora de deshacerse de los líquidos retenidos.

Vía: Belleza Natural
Imagen: Guía Celulitis

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE