Las puntas abiertas, son un problema muy común entre las mujeres, se deben a un castigo prologando de nuestro cabello, sometiéndolo a tintes, permanentes y a los productos agresivos que se usan.

Nuestro cabello se reseca y se resiente, es por eso por lo que se abren las puntas y el pelo toma un aspecto descuidado y apagado. Normalmente, nos aconsejan cortarlo para sanear.

Pero si adoras tu melena y no quieres recurrir al corte de pelo, puedes seguir alguno de estos consejos naturales, que te ayudaran a sanear tu cabello y a tratar de reparar las puntas abiertas.

Podemos hacer una mascarilla casera para este problema, con una cucharada de melaza, dos de aceite de almendras y una yema de huevo. Mezclamos bien y aplicamos en el pelo húmedo, después del lavado. dejamos actuar 20 minutos y aclaramos.

El aceite de almendras y la melaza son dos excelentes reparadores, además la consistencia espesa de la melaza ayuda a unir las fibras sueltas de nuestro pelo.

La manzanilla es otro excelente reparador e hidratante, al mismo tiempo. Simplemente debemos hacer una infusión de manzanilla y cuando esta esté tibia, podemos aplicarla sobre las puntas de nuestro cabello, en seco. Dejamos actuar durante 20 minutos y aclaramos con abundante agua.

La hidratación es importante para las puntas abiertas, ya que estas se producen en la mayoría de ocasiones debido al cabello seco o estropeado.

Como veis siempre podéis elegir otras opciones, antes de recurrir a cortar el pelo para sanearlo, aunque en ciertos casos en los que el daño que nuestro cabello ha sufrido es muy importante, indudablemente lo mejor es cortar por lo sano.

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE