Esta dieta de origen japonés, se basa en la filosofía del Ying y el Yang. Eliminando alimentos nocivos (Ying) y añadiendo alimentos beneficiosos (Yang). Trata de buscar un equilibrio físico y emocional, en el que no tienen cabida los alimentos artificiales e industriales. Una dieta muy sana y equilibrada, que más que una dieta, es un estilo de vida.

Los principales alimentos que componen esta dieta, son cereales, productos integrales, algas marinas, verduras, frutas y legumbres. Al no contener proteínas, es mejor acudir al médico antes de realizar esta dieta, por si se padece anemia o falta de hierro.

Para el desayuno, té o preparado soluble de cereales / tortas de arroz integral o pan tostado integral con algún paté vegetal o mermelada (mejor natural, tipo compota) sin azúcar.

Para la comida, primeros: Sopa: de miso, de fideos “soba”, (de trigo integral), de verduras con Shiitake (hongo japonés). Cremas de legumbres (lentejas, judías, etc.)

Segundos: arroz integral, paella de verduras, verduras al vapor o estofadas (coliflor, brócoli, guisantes, zanahorias…) Tofu con verduras o algas, cous cous, pescado blanco preferiblemente al vapor (lenguado, rape, merluza, etc)

Postre: fruta (no tropical) natural o hervida (en compota) o té japonés.

Y para la cena, primeros: Crema vegetal (o sopa, según lo que hayas tomado a mediodía) cremas de calabaza, puerro, calabacín, zanahoria…,

Segundos: salteado de soja, verduras rehogadas, escalope de seitán (el seitán es la proteína del trigo hervida con alga kombu y salsa de soja, y amasada de tal forma que parece un filete empanado. Su textura y sabor recuerdan a la carne. Es muy bajo en calorías y aporta la energía necesaria para el organismo). Algas hervidas o salteadas (hiziki, wakame, arame, etc), ensalada de col, ensaladilla de maíz, verduras, y brotes de soja.

Vía: Mujer de elite
Imagen: Portal dietas

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE