Las manos, esa parte de nuestra anatomía que en ocasiones parece olvidada pero que al ser una parte importante de nosotros, se merece que las cuidemos y las mimemos, teniendo en cuenta sus necesidades. Lo mismo ocurre con las uñas, porque llevarlas pintadas no es siempre bueno y estas necesitan respirar de vez en cuando.

Una vez a la semana podemos realizar un tratamiento fortalecedor, que recomendamos hacer por la noche antes de irte a dormir. Se trata simplemente de sumergir las uñas en un tazón con aceite de oliva tibio y secar después con un algodón. Te recomendamos que lo hagas por la noche, ya que así las uñas se pueden beneficiar mejor del aceite de oliva, que además de fortalecer, hidrata.

En cuanto al esmalte, deberíais saber que la acetona que contienen los quita esmaltes deshidrata las uñas, por lo tanto estas se vuelven quebradizas. Lo mejor es que uses quita esmalte libre de acetona y al menos una vez a la semana no te pintes las uñas, para que estas puedan descansar un poco.

Y como ya os hemos dicho muchas veces, es importante proteger la piel de los rayos solares, pues con las manos ocurre lo mismo. Consigue una crema para manos con protección solar y no te olvides de aplicarla todos los días, independientemente de si estamos en verano o en invierno, tus manos te lo agradecerán.

Vía: Belleza Sexy
Imagen: Blogys

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE