¿Te gustaría conseguir antes del verano un vientre plano? Muchas veces el ejercicio no es suficiente si no está acompañado de una dieta equilibrada. Hoy voy a darte unos trucos para que todas estemos estupendas con un vientre plano antes de que llegue el verano.

Abdominales, cómo hacerlas correctamente

Cuando piensas en cómo conseguir un vientre plano, seguramente lo primero que se te viene a la cabeza son las abdominales. Pero ¿sabes cómo hacerlas adecuadamente? Es mucho mejor hacer menos repeticiones, pero hacerlas de manera correcta. Al hacer el movimiento de las abdominales, es muy importante la colocación de los brazos. Cuando colocamos las manos detrás de la cabeza, tienes que asegurarte de que realmente las abdominales están haciendo su trabajo. No dejes que los brazos y el cuello hagan todo el ejercicio, porque puedes provocar lesiones en el cuello y espalda.
Si sueles hacer abdominales apoyándote en las manos, hazlo colocándolas detrás de las orejas, de esta manera se deja totalmente relajado el cuello para que no se produzcan lesiones.

Aprovecha tu tiempo de entrenamiento

Para un entrenamiento óptimo, haz tus ejercicios por grupos de músculos, y no te olvides después de cada serie, descansar un minuto. No hagas los ejercicios a lo loco y rápido, tómate tu tiempo para hacerlos correctamente, y completar todas las repeticiones. Muchas veces un movimiento más lento, te ayuda a obtener mejores resultados.

Tu dieta debe estar controlada

Es muy importante que lo que comemos esté controlado en todo momento por un especialista o un dietista que nos haga un menú personal, porque no todas las personas necesitan comer lo mismo, tu dieta tiene que estar muy orientada a los objetivos que quieres conseguir, y tu tipo de cuerpo.
Recuerda que estar a dieta no significa no comer, al revés, en primer lugar, haz un desayuno abundante, ya que es la comida más importante del día. Mastica, no comas rápido. De esta forma los alimentos que tomamos se procesarán mucho mejor en nuestro estómago y las digestiones serán mucho menos pesadas. Olvídate de tomar fritos y sustitúyelos por alimentos a la plancha.

El agua, tu gran aliada

En numerosas ocasiones os he dicho lo importante que es tomar al menos 2 litros de agua al día. Para no comer en exceso, algo que te ayudará a comer menos es tomar un vaso de agua 10 minutos antes de la comida, verás como te sientes mucho más llena. No te saltes ninguna comida, porque luego llegarás con el doble de hambre.

¡Sigue estos pequeños consejos y verás como antes de verano lucirás un cuerpo estupendo!

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE