Las uñas, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, están en constante desarrollo y necesitan cuidados para mantenerlas sanas y fuertes. Si eres de las que cree que las uñas bonitas son las postizas, no te pierdas los siguientes consejos que vienen a continuación.

Tener unas uñas bien cuidadas es imprescindible como carta de presentación, no hace falta que estén pintadas, las uñas bien limpias, sanas y con cuidadas pueden resultar mucho más atractivas que las demasiado arregladas.

Lo más importante es mantener las uñas limpias y bien limadas con una largura no muy exagerada, no hay nada más antiestético que las uñas largas descuidadas, pero lo que no podemos permitir es tener las uñas con diferentes largos. Cuando se te rompa una uña ‘es el momento de cortar el resto’.

Limar las uñas es muy importante, ya que vamos a conseguir un beneficio no solo estético sino también práctico, así no quedarán pequeñas aristas que puedan crearnos molestias.

Si veis que vuestras uñas tienen un color amarillento es el momento de dejarlas respirar sin pintarlas ya que las lacas de uñas a la larga pueden estropearlas. Lo mejor en estos casos es cortarlas, limarlas, aplicarles un poco de jugo de limón y después aplicarles aceite de oliva virgen extra, un poderoso nutriente.

Algo fundamental para mantener tus uñas en buenas condiciones es la ingesta de vitaminas y minerales, porque tanto las uñas como el pelo necesitan nutrientes para desarrollarse.

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE