No podíamos olvidar en esta sección a la “pija bióloga” más controversial de la prensa rosa, adicta a las cirugías y a su posado veraniego en bikini, usuaria de sex toys (muy jóvenes acompañantes a los que hay que pagarles todo), devenida a (si le preguntas a ella todo): actríz, presentadora, cantante, guionista y una fábrica de ideas en raquíticas piernas, andante: la dicharachera Ana Obregón.

“Anita la Fantástica”, como la conocen en el medio por su exarcebada imaginación, es hija de una familia pudiente, y “exitosa” en lo profesional, pero desafortunada en amores. En sus inicios, realizó una breve intervención en un capítulo de la serie estadounidense El Equipo A, en 1985.

Tras fallidos intentos por labrarse una carrera de actriz en Estados Unidos regresó a España. Aquí cosechó grandes éxitos de audiencia como presentadora de televisión en concursos como ¿Qué apostamos?, junto a Ramón García.

Y con Ana y los siete, una serie poco original de argumento (copia de The Nanny pero con menos gracia) y con ordinarios y pobre diálogos, pero que fue muy popular tal vez debido a que ella interpretaba una niñera, con muy poca ropa y siempre ocasión de mostrarse en lecería picante de unos niños huérfanos. Algo más apropiado tal vez para el teatro de revista, ya que la serie, era considerada una serie infantil.

Después en el 2006, estrenó la serie Ellas y el sexo débil, que iba a ser una versión española de la serie Sexo en Nueva York donde ella encarnaba a una presidenta de gobierno, pero duro tres capítulos, debido a los pobres datos de audiencia que cosechó.

En realidad Ana Obregón debe su enorme popularidad en España más a sus escándalos que a sus talentos. Por ejemplo antes del estreno de una de sus series, aparecieron unas fotos de ella teniendo sexo o algo así, dentro de un coche con el co-protagonista, Micky Molina.

Después de que ya casi nos habíamos olvidado del culebrón con el vividor y por entonces sin oficio conocido Conde Lequio, del que quedó embarazada a los tres meses y que trajo a la ex italiana del Conde y madre de su otro hijo, Antonia, indignada y dispuesta a darles guerra.

Luego probó con el futbolista Davor Šuker. Y el último escándalo fue Darek Miroslaw, un modelo polaco de 31 años que la dejó para ise con su mejor amiga y ex manager. Que mal trago sin duda. Y del que dijo:

“Me costó un año manteniéndolo en todo. Hasta entonces no sabía que el amor había que pagarlo. Nunca pensé que tendría que pagar a nadie. El amor es un sentimiento muy puro y que no hay necesidad de pagar. Para mi lo importante de las personas es el interior y él no tenía dinero pero me dijo cuando yo empiece a ganar dinero te pago lo que te debo.”

Como curiosidad, también consiguió cierta popularidad pasajera en Inglaterra debido a una relación que ella niega con el futbolista David Beckham. Un rumor que hizo que Victoria Beckham, la calificara de “barbie geriátrica” entre otros piropos.

anaobregon3 Ana Obregón, famosas al desnudo

No era la primera vez ni la segunda que la acusaban de tomar prestado el chico de otra. Belén Esteban le reprochó lo mismo sobre Oscar Lozano. Su último bochorno fue su petición pública de perdón al aristócrata Cayetano Martínez de Irujo por acusarle en el pasado de intentar meterle droga en la maleta al padre de su hijo.

Respecto a su físico, menos es más. Creo que de joven y morena, era más natural y atractiva, y el exceso de gimnasio, dietas, pecho, y retoques estéticos puede ser como en su caso, contraprudente. También considero que con unos kilitos más podría verse bastante mejor.

O tal vez simplemente lo que produce cierto rechazo a veces de su cuestionada belleza exterior, es que a parte de negarse a envejecer, de carácter jovial y vestimenta sexy y más que juvenil, es poco común verla en una actitud natural y bajo perfíl, y suele pecar de exceso de exhibicionismo, cuando no regodearse en una total frivolidad que roza lo “infantil” para mentalidades más conservadoras.

Ana pillada ¿hablando sóla?:

Sus mejores momentos:

Imágenes: 2bp Blogs20 minutos y QuemeDices

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE