En verano nuestra piel necesita una dosis de hidratación extra. Además nuestro rostro tiende a secarse y a estar sin luminosidad. Con los tónicos caseros que vamos a preparar hoy, tendrás una piel más brillante, con los poros limpios y cerrados. Simplemente tendrás que utilizar ingredientes del día a día que te ayudarán a crear tónicos revitalizantes que tonifiquen tu piel diariamente.

Además el uso diario de tratamientos libres de agentes químicos eliminarán la posibilidad de sufrir reacciones alérgicas que con el calor se acentúan más.

Tónico de limón para una piel radiante

¿Quieres tener un rostro con un extra de luminosidad? Pues este tónico es ideal para eso. Solamente debes mezclar en un bol dos cucharadas de gel puro de aloe vera junto con dos cucharadas de zumo de limón.
Utiliza un disco de algodón para repartir el tónico en tu cara y cuello. Deja actuar la mezcla sin enjuagar.
Repite el uso de este tónico una vez al día, preferiblemente por la noche para optimizar sus resultados. Si quieres preparar más cantidad, puedes hacerlo y guardar el tónico en la nevera.

Tónico rejuvenecedor de agua de hamamelis y hierbabuena

Haz una infusión de hierbabuena en un litro de agua y deja reposar después de hervir, durante 10 minutos. Después mezcla el líquido resultante con una cucharada de zumo de limón y 5 cucharadas de agua de hamamelis. Guarda el tónico en frasco de vidrio y aplícalo en tu cara y cuello con un disco de algodón.

Tónico de luminosidad con sandía

Prepara este tónico exprimiendo 6 trozos de sandía. Mezcla dos cucharadas soperas del zumo resultante con dos cucharadas de agua y una cucharada de vozka. El alcohol te ayudará a disminuir el tamaño de tus poros. Aplica la mezcla con un disco de algodón en tu cuello y rostro, déjalo reposar durante 10 minutos y retira con agua fría.

Tónico astringente de pepino

Con este tónico conseguirás tensar tus poros. Aplica una pequeña cantidad de zumo de pepino fresco en tu cuello y cara para una rostro con los poros más cerrados. Úsalo una vez al día.

Tónico de lavanda y limón para reducir el tamaño de los poros

Prepara en un tazón tazón tres gotas de aceite de limón, con tres gotas de aceite de lavanda y tres cucharadas de agua. Masajea el tónico en tus poros con un disco de algodón. Deja la mezcla en tu rostro sin enjuagarla y sigue este ritual a diario.

Tónico de manzanilla y aloe vera para eliminar células muertas

Prepara una mezcla de una taza de agua con media taza de gel puro de aloe vera y diez gotas de aceite de manzanilla. Agita todos los ingredientes para obtener la textura perfecta y aplica la mezcla en tu rostro y cuello con un disco de algodón. Con este tónico eliminarás las células muertas de la piel y disminuirás el tamaño de tus poros, ya que son dos astringentes naturales.

Suscríbete a nuestra web

Y recibe en tu email todas nuestras noticias.
  • Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
COMPARTE